Anexo: Navegadores y estándares soportados

Tanto CSS3 como HTML5 son estándares creados por el W3C que recordemos que incluyen muchos elementos, propiedades, etc. Por tanto el trabajo que implica adaptar cada uno de los navegadores para comprendan estos estándares es costoso y conlleva tiempo, es por eso que el soporte en los mismos evoluciona progresivamente. Además cada empresa u organización responsable de dicha adaptación prioriza (bajo su propio criterio) en qué orden soportará cada característica. Al final esto conlleva a que el soporte de las nuevas características de los estándares a día de hoy (17 Sept. 2016), dos años después de su publicación no estén completamente soportados en ningún navegador, pero ni siguiera estén las mismas características en cada navegador1.Si te preguntase, ¿de cuántos navegadores crees que te deberías preocupar? (los más importantes). Supongo que te respuesta sería: tres o cuatro (Chrome, Internet Explorer, Firefox y Safari) o algo similar, ¿no?.Bueno, ojalá fuese tan fácil, al final cada uno de estos navegadores no sólo dispone de versiones para distintos sistemas operativos (Windows, Mac, Linux, Android, iOS, Windows Phone, etc), sino que además los usuarios no siempre usan la última versión de cada navegador. Y el problema añadido que supone esto, es que para nuestra desgracia, un mismo navegador (por ejemplo Chrome), no necesariamente tiene que soporta exáctamente igual las características en Windows que en Android.Pero no todo son malas noticias, para nuestra fortuna existe un proyecto llamado: CanIUse.com, que concretamente nos va a resolver nuestras dudas. Por ejemplo: ¿tendré problemas si uso el elemento HTML5 video en el código de mi página? Si entras en la página de CanIUse comprobarás que dicho elemento no está soportado por Internet Explorer 8 ni por Opera mini o que la propiedad CSS3 background-attachment no está soportada por el buscador de Android ni por Opera mini.Y esto... ¿eso qué quiere decir?, ¿puedes o no?. Para tomar esta decisión yo te recomiendo que te informes todo lo posible de qué tipo de personas visitarán tu web para intentar averiguar qué sistemas operativos, navegadores, etc usan y en base a eso decidas. Por ejemplo no es lo mismo un blog de productos Apple (probablemente tendrás un tráfico mayor que la media de usuarios que usen Safari), que una página que vayas a promocionar mucho en redes sociales (tendrás mucho tráfico móvil), etc.Si estás actualizando una página antigua puedes usar Google Analytics o cualquier otra herramienta alternativa para obtener la información de tu tráfico actual.Por este motivo es por lo que empezaremos aprendiendo propiedades CSS de la versión 2.1, porque actualmente se puede considerar completamente soportado por el 99% de los navegadores.

results matching ""

    No results matching ""